Prueba Electric Motion Escape Sport 2021

La Electric Motion es uno de los conceptos más racionales para disfrutar de la aventura en moto de campo, ya que simplifica el aprendizaje a los que se inician y, a la vez, sorprende a los más experimentados con las prestaciones de su motor eléctrico.

electric motion escape 2021 trial electrico

La Electric Motion Escape representa la opción más lógica para disfrutar del trial excursión en los tiempos que corren. Su mecánica eléctrica nos ayuda a pasar desapercibidos, su electrónica permite adaptar la respuesta del motor en función del nivel técnico del piloto o las circunstancias del terreno, y dinámicamente su efectividad en montaña es imbatible. 

A pesar de llevar más de una década fabricando motos eléctricas de trial, en Electric Motion no existía una moto con prestaciones verdaderamente competitivas hasta la concepción de la EPure hace poco más de un año. Esta decisión, donde está participando activamente Marc Colomer como padrino de su evolución técnica, no ha podido ser más acertada. Si sumamos la experiencia de la marca en la fabricación de motores eléctricos y su gestión eficiente al hecho de incorporar mejoras de parte ciclo ya consolidadas en el mercado, obtenemos un producto verdaderamente competitivo en todos los aspectos. 

CONOCIENDO LA ESCAPE 2021

ASPECTOS MECÁNICOS

ASPECTOS PARTE CICLO

Partiendo de la base de la Electric Motion EPure, la versión puramente de trial, se concibe la Electric Motion Escape. Básicamente se aprovecha toda la parte ciclo, el motor y la controladora, pero con pequeñas modificaciones. En primer lugar, la batería es más grande, de 2,7kWh en las versiones Sport y R, aportándole aproximadamente una hora más de autonomía en términos de rueda en movimiento (cuatro en total) respecto a la gama EPure.

Sin embargo, la marca francesa ofrece una versión de la Escape denominada Lite, con batería de 1,9kWh cuya autonomía es la misma que la del modelo de trial (unas tres horas de rueda en movimiento) y por tanto es también más ligera.

electric motion escape 2021 trial electrico
Electric Motion Escape 2021

El otro cambio evidente es la estética de la moto. El hecho de recibir una batería de mayor tamaño y altura, es perfecto para configurar una posición de conducción con un cómodo asiento. De esta forma, el piloto puede ir sentado en cualquier momento, o bien de pie con una posición prácticamente idéntica a la moto de trial. La ventaja, además de la mencionada comodidad, es que le confiere un uso más polivalente, incluso urbano, y accesible para todos los públicos.

Al igual que sucede en la EPure, esta batería es completamente desmontable en pocos minutos para efectuar la carga fuera de la propia moto. Un aspecto interesante si por ejemplo la moto se almacena en un lugar sin corriente eléctrica o se encuentra transitoriamente dentro de una furgoneta o remolque. Respecto a la carga, podemos tener la batería al 100% de su capacidad en apenas tres horas si estuviera completamente vacía; en caso de tener, por ejemplo, la mitad de la carga, en poco más de una hora tendríamos la moto completamente operativa. Para ello no se requiere ningún tipo de conexión especial, simplemente un enchufe tradicional de 220v.

mecánica electric motion escape

En cuanto a su electrónica, la Escape recibe unos mapas ligeramente diferentes a los de la EPure. El selector de mapas sigue ofreciendo tres posibilidades que se gestionan con tan solo accionar un botón (incluso en movimiento). El mapa verde es el más suave y entrega como un 80% del par de la moto; el azul ya entrega el 100% del par y ofrece más potencia; y el rojo, por último, es el más potente. Podríamos decir, en términos comparativos, que bajo la misma moto tienes una mecánica capaz de emular desde una moto de 125cc hasta una 300cc apretando tan solo un botón.

El último punto a tener en cuenta para comprender la gama Escape de Electric Motion es referente a las posibilidades del embrague. Partiendo de la base que esta moto eléctrica no necesita el embrague para absolutamente nada, se ofrecen tres opciones de serie. La primera, representada en el modelo Lite, es que no lleva ningún dispositivo en el manillar izquierdo. La segunda, el modelo Escape (el que protagoniza este reportaje) tiene embrague electrónico, y el tope de gama, la Escape R, lleva embrague mecánico.

homologación y mantenimiento

Más datos interesantes a tener en cuenta. La homologación de la Electric Motion en cualquiera de sus modelos, permite ser conducida con carnet B de coche y dos años de experiencia, o al carnet A1. Este es un aspecto muy interesante, ya que es la primera moto de trial cuya potencia por electrónica puede llegar al nivel de una 300cc, pero es apta legalmente a partir de 16 años de edad.

Por último, antes de entrar en materia dinámica, que la Electric Motion no tiene ningún tipo de mantenimiento, salvo el ajuste periódico de la cadena, su engrase, o los elementos de desgaste como frenos y ruedas. Mecánicamente no hay nada que indagar, ya que no hay refrigeración líquida, ni filtro de aire, ni bombas. Tan solo en el caso de la Escape R, que lleva el embrague mecánico (250cc), se aconseja cambiar el aceite de la transmisión cada seis meses.

prueba electric motion escape 2021

Durante el confinamiento recordaréis que hicimos un buen puñado de entrevistas, que nos sirvieron para aprender, despertar inquietudes y explorar menesteres menos cotidianos relacionados con la moto de trial. Entre esas charlas, tuvimos varias sobre motos de trial eléctricas al respecto de la gran evolución que habían experimentado estas motos en los últimos meses.

Bueno, pues tan pronto pudimos, nos acercamos a visitar al importador de Electric Motion en España, Pollux Motion, y montamos tres jornadas de pruebas épicas. Hicimos trial de zona, donde además contamos con la ayuda del vigente Campeón de España de TrialE, Adrián Fernández, y también abordamos dos grandes excursiones que puso muy a prueba toda la gama de Electric Motion. Allí probamos las 2020

Pronto os hablaremos más de esa prueba. El caso es que los cinco miembros de Trialworld que tuvimos esa oportunidad salimos alucinados con el rendimiento de estas motos eléctricas y nos metimos a explorar este segmento más a fondo, hasta el punto que desde el mes de julio tenemos una EPure Race en nuestra escuela de trial. Esto nos ha aportado muchas horas de vuelo sobre los nuevos modelos de Electric Motion, así que podemos daros nuestras reflexiones con buena precisión.

electric motion escape 2021 trial electrico

Equipamiento DEL PILOTO en la prueba

a los mandos de la em escape

Nos ponemos a los mandos de la Escape 2021. El primer punto a destacar es que se trata de una moto apta para todos los públicos. Solo hay que acelerar y frenar. Si a esto le unimos que la posición de conducción puede ser con el piloto sentado, la sensación de confianza para un inexperto es muy buena desde los primeros metros. Por tanto, un punto muy a su favor es su accesibilidad.

En segundo lugar, la puesta en marcha. Tan solo hay que accionar el botón de encendido en la batería y seleccionar un mapa de potencia. No es necesario utilizar el embrague para salir, ni gestionar la caja de cambios, porque no existe. Es decir, la moto siempre está arrancada, no se cala. Tienes la posibilidad de colocar lo equivalente a un “punto muerto”, retirando el hombre al agua y volviéndolo a conectar, ya que en ese punto el motor vuelve a pedirte seleccionar un mapa para comenzar a moverse.

En tercer lugar, que puedes personalizar la respuesta. No todos los pilotos tienen el mismo nivel, ni las circunstancias del terreno son idénticas siempre. Para ello, puedes seleccionar cómodamente entre tres mapas de potencia. El primero es muy suave y fácil de administrar en términos de respuesta, ya que exige jugar más con el recorrido del puño para sacarle prestaciones y eso es interesante para terrenos con poca tracción o pilotos de nivel más básico. El segundo mapa ya aporta el 100% del par motor y empuja más fuerte desde abajo, pero con linealidad y elasticidad. El tercero y más fuerte, destaca por tener una “patada” más contundente e inmediata, idónea para hacer zonas de cierto nivel o terrenos más comprometidos donde necesitamos más potencia.

"La Escape 2021 permite personalizar la respuesta del motor a través de tres mapas de potencia, pudiendo emular la respuesta equivalente a una 125cc o una 300cc de explosión"

Como apunte interesante, hemos comprobado que los tres mapas de potencia en la Escape son ligeramente menos agresivos que en la EPure. Es decir, que a pesar de compartir motor y controladora, se han trabajado en la Escape para “civilizarla”. Un punto sensato, ya que si trabajas con los mapas puedes obtener la respuesta que esperas, pero con la ventaja de tener un primer mapa muy apto para todos los públicos.

electric motion escape 2021 trial electrico

el embrague electrónico

Tema embrague. Quizás es uno de los puntos más delicados en la moto de trial, o al menos es lo que tenemos entendido hasta la fecha. Con los motores eléctricos de la Electric Motion el embrague pierde todo el protagonismo, ya que pasa de ser un componente esencial, a un recurso esporádico. Como tienes todo el motor en el puño y siempre hay “par” disponible, puedes compensar la respuesta del embrague trabajando con el gas, con la ventaja de ser todavía más eficiente en términos de tracción.

El embrague de la Escape Sport es electrónico. Esto quiere decir que al actuarlo trabaja sobre su electrónica, no sobre su mecánica (como en la Escape R o la EPure Race), por lo que puedes detener la respuesta del motor accionándolo, pero no puedes hacer el gesto de hacer patinar el embrague a la vez que aceleras. Y hay otro punto interesante. Este embrague electrónico se puede configurar para que sea un freno regenerativo que aporte carga dinámica a la batería de la moto. ¿Cómo funciona? Básicamente la maneta de embrague se configura con la opción de que, al accionarse, hace la función de un freno trasero, con la diferencia de ser menos agresivo y estar regenerando carga cuando actúa. Según nuestros cálculos, en una excursión de cuarto horas puedes llegar a regenerar hasta un 8% de la carga, siempre dependiendo del tipo de pilotaje y geología del terreno.

electric motion escape 2021 trial electrico

Lo mejor

A mejorar

autonomía y conclusiones

Sobre la autonomía ya hemos hablado antes. La duración es directamente proporcional al tipo de uso que se le da a la moto. A ritmos lógicos, puedes obtener hasta cuatro horas de rueda en movimiento, lo que sobre el papel son más de cinco horas entre paradas, descansos o cualquier otra circunstancia. Si el ritmo es muy alto o circulamos a altas velocidades (alcanza los 80km/h), el consumo aumenta en gran medida, por lo que la autonomía también disminuye.

La carga es rápida, en menos de tres horas, y no es necesario retirar el cargador en ningún momento, por lo que puede permanecer siempre conectada a la red y ella misma administra los límites de carga. Una opción interesante para rutas muy largas es llevar el cargador, aprovechando cualquier gasolinera o comercio para realizar una pequeña carga extra.

Es cierto que al principio vas permanentemente pendiente de la carga de la batería, pero después ocurre como con el depósito de combustible y te haces una idea del consumo que puedes tener para un determinado recorrido y tiempo.

En resumidas cuentas, estamos de enhorabuena. La evolución de las motos eléctricas de trial está en un gran punto y suponen una opción muy interesante para todos los públicos, especialmente para aquellos que valoren muy positivamente aspectos como la puesta en marcha, el mantenimiento o el pasar más desapercibido en la montaña. Y aquí el matiz necesario, porque llevar una moto eléctrica no te favorece a nivel legislativo en la montaña. Todas las motos estamos bajo el mismo paraguas. Si bien es cierto que se trata de un vehículo más amigable y respetuoso, por lo que también despierta menos enemistades en el campo.

¿Te ha gustado? Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email